Actualidad

28/08/2015

Los errores habituales al limpiar acero inoxidable

Los errores habituales al limpiar acero inoxidable

El acero inoxidable en Bilbao es, sin duda, uno de los materiales que más presente está en nuestros hogares. Desde múltiples utensilios de cocina como ollas, cubiertos o sartenes, pasando por barandillas de escaleras o incluso tendederos de ropa. Se trata de un material muy resistente, barato y muy versátil, por lo que cuenta con múltiples aplicaciones.

Pero a la hora de limpiarlo, la cosa se complica. A pesar de tener un mantenimiento muy sencillo, es frecuente cometer errores. Como especialistas en acero inoxidable, en Nortinox hemos hecho una lista de los fallos más frecuentes a la hora de limpiarlo. Nada de utilizar productos de limpieza con cloruro para limpiar las manchas en el acero inoxidable si quieres que siga brillante. Como tampoco puedes utilizar productos que sean abrasivos, porque pueden rayarse el material. Te preguntarás que si no puedes utilizar muchos productos de limpieza, con qué limpio mis ollas y cubiertos. Pues con agua. Es el mejor método para hacerlo, ayudado de una pequeña cantidad de jabón. Eso sí, no puede ser agua salobre. Si utilizas este tipo de agua, corres el riesgo de que pasados unos minutos, aparezcan manchas blancas en el acero. Si lo haces, al menos pasa un trapo o una toalla a posteriori para evitar esas molestas manchas.

Para limpiar el acero inoxidable en Bilbao de elementos que se han podido pegar al usarse, habitual en ollas y cacerolas, olvídate de utilizar esponjas o cepillos de acero, porque dejan partículas de metal y aumentan las posibilidades de que aparezca el tan odiado óxido, al eliminar la capa protectora que lo impide.